tatuadora Lia Coto

Las mejores horas para tatuarte.

La pregunta que siempre realiza la persona que se hace un tatuaje por primera vez es: ¿duele tatuarse? Y la siguiente: ¿quedará como yo espero?
En cuanto a la primera, en este enlace tienes un artículo donde saber cómo hacer más llevadera tu sesión de tatuaje . Sobre la segunda, aparte de la destreza del artista tatuador, existen muchos factores y casos en los que pueden influir una determinada hora para que el tatuaje se realice con mejores resultados, sea más llevadera la sesión y para casos en el que la persona que viene a tatuarse sufra alguna enfermedad crónica.
Es verdad que a la hora de solicitar cita con el estudio de tatuaje o tatuador, muchas veces no podemos elegir la más adecuada. Todo dependerá o bien de la agenda del artista o de la tuya propia. Pero ten por seguro que el profesional tendrá muy en cuenta tu situación personal. Si además es tu primer tatuaje, intentará que salgas del estudio contento tras esa experiencia.
Te mostraré qué factores biológicos influyen en el estado físico del tatuador y tatuado para saber qué hora es la mejor para tatuar.
Entre las 10 y las 12
Los tatuadores, como artistas que son, prefieren la luz natural para realizar su tatuaje.
Ven mejor su trabajo y además se sienten con más ganas de trabajar.
Después del desayuno nos cargamos de energía y el cerebro se concentra mucho más entre las 10 y las 12 de la mañana. Por lo que si deseas realizarte un tatuaje, sea el primero o el tercero, es mejor que lo hagas a esas horas.
Tú también estarás más concentrado y podrás hacer frente a esa sesión que a cualquier otra hora del día.
Entre las 12 y las 14 horas
Son las horas menos recomendadas, tanto para el tatuador como para el tatuado. La productividad humana, a esas horas del día, es baja. El cuerpo nos pide comer y descansar, y tardará un tiempo en que los niveles de esa productividad surjan efecto de nuevo.
Muchas personas utilizan, en abundancia, estimulantes como el café o bebidas energizantes para trabajar o someterse un tatuaje a esas horas del día, pero no es aconsejable. Aumentan el ritmo cardiaco y disminuyen la concentración. Si has de tomarte algo estimulante, bebe café (solamente uno) tras la comida e intenta hidratarte durante el proceso del tatuaje. El tatuador también lo hará.
Según estudios, el nivel de productividad entre las 13 y 14 horas es de un 55%. Casi la mitad del pleno rendimiento humano.
Entre las 14 y las 16
En mi caso no vengáis porque estaré comiendo y descansando un rato así que….
En el caso de otros tatuadores:
A esas horas el cuerpo está cargado de energía y las capacidades motrices aumentan. Es el intervalo de horas en el que se aconseja hacer deporte o trabajar, ya que la eficiencia respiratoria es optima.
Recuerda que el ritmo cardiaco aumenta cuando nos tatuamos, por lo que tu mente no notará tanto la excitación y ese aumento de los latidos que representan el nerviosismo por someterte al dolo o ver agujas.
Entre las 16 y las 18 horas
Si puedes elegir, las 6 de la tarde es la mejor hora en este intervalo. El cerebro está al 100% de su capacidad de asimilación. Está más relajado y la subida de la adrenalina es menor que en la mañana. Es una buena hora para tatuar y ser tatuado, aunque existe el factor de la temperatura corporal, que es alta a las 6 de la tarde.
El porqué es debido a que nuestro cuerpo pasa por un ciclo de regeneración y pide descanso. Ese ciclo dura normalmente 12 horas a partir de las 6 de la tarde. Si tienes en cuenta los cuidados que debes realizar tras el tatuaje, ese periodo de regeneración es el optimo para que la crema cicatrizante, que aplicas tras la sesión, potencie su efecto.
Entre las 18 y 20 horas
Este periodo es un poco crítico, ya que el cuerpo nos pide comer y descansar nuevamente; aunque por corto intervalo de tiempo. La concentración en el trabajo y el dolor disminuye. El organismo está en proceso de búsqueda de endorfinas que ninguno de esos factores proporciona.
Ya sabes, si puedes elegir, las mejores horas son, en definitiva, las de la mañana y las 6 de la tarde.
Cosas muy importantes a tener en cuenta:
– A todos estos intervalos de tiempo que te he mostrado, se añaden los factores de riesgo, como la hipertensión u obesidad. El tatuador tendrá muy en cuenta estos riesgos en los primeros encuentros con su cliente.
– El ritmo cardiaco aumenta muchísimo durante una sesión de tatuajes, incluso antes de iniciarla. Algo que puede ser muy perjudicial para personas obesas o con hipertensión.